Si tienes una casa, debes saber este truco

El bicarbonato de sodio es una de esas cosas que la mayoría de las personas tienen en sus despensas, pero que solo usan en ciertas ocasiones, como cuando lo requiere una receta de galletas. La cosa es que puede (y debería) usarse para mucho más que hornear. En caso de que aún no lo sepa, el bicarbonato de sodio es un compuesto químico básico que es bueno para cosas como hornear y limpiar debido a la forma en que reacciona con el ácido. Su textura abrasiva es perfecta para fregar cosas que pueden ser difíciles de limpiar, como la lechada o un horno sucio. Y estas mismas características también lo convierten en una excelente herramienta para todo, desde mantener la higiene dental hasta mantener vivo su jardín. A partir de ahora, para aprovechar al máximo el bicarbonato de sodio, comienza a incorporar los trucos de las próximas páginas en todos los aspectos de tu vida.